Calaveritas para regalarle a un niño

Las calaveritas para regalarle a un niño son unos extraordinarios textos poéticos que constituyen una pieza fundamental en la cultura mexicana, siendo una manifestación que encarna y dibuja el perfil de estos ciudadanos que están dotados de un humor sarcástico que es indiscutible y forma parte vital del contexto de este país.

En este sentido, las calaveras literarias suelen ser escritas por diversos tipos de personas, de manera tal que hasta los más pequeños se han convertido en protagonistas de estas creaciones porque algunos escriben estos textos en sus escuelas y otros lugares para compartirlos con aquellos a quienes aman.

Así pues, en las calaveritas para niños se utiliza la ironía que se envuelve en una tonalidad sarcástica y burlesca y que es la clave para que estos seres comiencen a hacer uso de toda su creatividad y entusiasmo, pudiendo observarse que estos comienzan a comprender de una forma profunda y sin tabúes, cada una de las señales de la muerte.

Características de las calaveritas para niños

Se escriben versos que son burlescos, críticos y divertidos, tiendo además esa tonalidad que caracteriza el tono de las obras literarias escritas para niños.

Se retrata la muerte de un modo sutil e incluso lúdica, de tal forma que los niños aprender a entender mediante símbolos alegóricos, cuáles son las distintas expresiones que tiene este tipo de textos poéticos.

Suele estar compuesta por 4 versos que por lo general tienen rimas que hacen más divertidas y lúdicas este tipo de creaciones en particular.

Estos textos poéticos también tienen los usuales dibujos de calaveras, tal como ocurre con las calaveras literarias tradicionales,

Calaveritas para regalarle a un niño

Niño chiquitico, niño parrandero
no busques temprano el trago
porque te acostumbras a lambucero
luego hinchao te quedas como cerdo en chiquero
y todo esto te pasa por ser tan glotonero.

Niño chiquitico, niño parrandero
que la miel buscas en el abejero
para darle a Jesús el nazareno
el de rostro humilde y sereno.

Niño chiquitico, niño parrandero
nunca te apartes del camino bueno
para no quemar tus alas querubín lucero
y recibas bendiciones del ser supremo.

Niño chiquitico, niño parrandero
honrando la virgen te quitas el sombrero
ella te bendice con haz de luz brilloso
y eternamente serás un hombre dichoso.

Niño chiquitico, niño parrandero
criatura de hogar primoroso
que cabalgas en corcel brioso
por pastizales de color verdoso

Regala esta Calaverita para niños

recibiendo caricias del viento
majestuosamente bondadoso.
Niño chiquitico, niño parrandero
feliz estoy de ser tu gran amigo

compartiendo el pan con el pordiosero
cantamos alegres como el jilguero
el de collar blanco y copete entero
el de vivir libre y no prisionero.

niño chiquitico, niño parrandero
detengamos el tiempo perecedero
procurando alcanzar el bebedero
de agua bendita en el bautisterio.

Niño chiquitico, niño parrandero
aléjate de mandingas el embustero
no caigas en tentación busca a Dios primero
sostén tu diestra como lo indica el tablero

de los mandamientos cumpliremos el primero
descansando tranquilos en el sueño eterno
y si hay que regresar lo obedeceremos.

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios..

Item added to cart.
0 items - $ 0.00