Calaveritas literarias para los enemigos

Calaveritas literarias para los enemigos

¿Buscas una calaverita literaria para un enemigo? ¿Quieres escribir una calavera literaria para los enemigos? No busques más. En este artículo te vamos a dar lo que necesitas.

Las calaveritas literarias alcanzan para todo: cualquier tema puede ser blanco de sus versos. Las calaveritas tienen muy buena puntería y uno de los personajes preferidos de estas creaciones poéticas son los enemigos. Y es que las calaveritas literarias para los enemigos abundan en la cultura popular mexicana debido a su efectividad al momento decirle unas cuantas verdades a quienes nos han hecho daño.

Querámoslo o no los enemigos también son parte de la vida, aunque sean experiencias que no merecen estar en nuestra memoria, siempre están allí recordándonos que la maldad existe y que no todas las personas son  buenas. Las maldad tiene muchas formas de vestirse: se viste de envidia, de intriga, de mentiras, de traición, y otras se disfraza (estas son las más peligrosas) de buena intención y de rostros que sonríen delante de nosotros y son los artífices de las peores conjuras.

Las calaveritas literarias para los enemigos echan mano del tono satírico y burlesco para denunciar esos actos, sentimientos o valores que van en detrimento de la bondad y la verdad.

Todo enemigo es merecedor de una calaverita que además de señalar y exponer sus actos reprobables sirva para educarle. Si, educarle. Nos referimos al hecho de una ofensa no debe ser respondida con otra ofensa sino que la mejor forma de hacerlo es mostrando el camino de la virtud que estas personas han perdido.

La prédica de que un mundo mejor es posible debe acompañar las calaveritas que dedicamos a los enemigos. Demostrarle que hay una forma digna de hacer las cosas y, en algunas ocasiones, dejar abierta la puerta al perdón también son características de este tipo de calaveras.

Espero que te haya gustado este post y estas calaveras te muestra la actitud que debes tener frente a los enemigos que tengas o llegaras a tener

Algunas calaveras literarias para los enemigos

Querido y triste  enemigo, te envió un ramo de flores que te sirva de consuelo

te levante el ánimo después de semejantes derrotas por desafiarme de ese modo

te aconsejo no sigamos siendo con esta enemistad, porque en todo caso

ya estoy aburrido de esta pelea inútil, de estar viendo caer en derrota y perdido.

Y en tu perdida también pierdo yo porque me queda la sensación

De causarle daño a otra persona, y siento que seguir en estos embrollos

No beneficia a nadie, y por el contrario los dos perdemos energía y tiempo

Inútil reiterar esta tonta e incomprensible costumbre de enfrentarnos

Te invito a que nos veamos nuevamente frente a frente, no para golpearnos

Sino para estrechar nuestras manos y dejar de lado esa tontería de ser enemigos

Estrechemos nuestras manos y pasamos ese página gris que compartíamos

Y es de esta forma declararnos a los dos victoriosos, incluso amigos.

Comparte con tus amigas y amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios..