Calaveras literarias para hacer reír

Calaveras literarias para hacer reír

Las calaveras consisten en una composición literaria que tiene su origen en México cuando estas conquistaron los periódicos de este territorio durante el siglo XIX, viendo su nacimiento a partir del año 1849 en las publicaciones que realizó el periódico socialista de Guadalajara, el cual fue  el pionero en lo que respecta a la escritura de esta clase de textos en particular.

En este sentido, en estas creaciones poéticas que se escriben versos que tienen un particular tono humorístico, para lo cual se debe esbozar todo el sentido del humor, así como el pensamiento creativo y crítico que permita que mediante las sátiras y la ironía que debe hallarse en estas, se manifiesten  problemáticas en torno a lo que se evidencie en el contexto cultural mexicano.

Características de las calaveras que dan risa

  • Van acompañadas por unos dibujos de calaveras que en un principio fueron ideadas por José Guadalupe Posada y se tratan de imágenes que sirven de complemento para estas escrituras poéticas y deben contar con un nombre significativo como por ejemplo el caso de las famosas la catrina o la calavera garbancera.
  • Estas calaveras consisten en versos que son escritos a modo de epitafios en los cuales suelen describirse seres humanos tal como si estos se hallaran muertos, combinando lo más sobresaliente del arte y poniendo las mejores muestras de amor.
  • El contenido de estas creaciones poéticas constituye esencialmente denuncias y críticas sociales en la que se alude a una serie de problemáticas que emerjan en los contextos sociales y políticos que se evidencien en México.

Las calaveras son cosa seria,

No hay que hacer mente

Para burlarnos de la muerte

Y reírnos de la gente.

Los mas versados del pueblo

Haciendo calaveras

Son personas serias

Que cuando echan un cuento

Los que prestan atención

Esperan con ansiedad

Para soltarse a reír

Del coplero sus inventos.

A la vecina hay que cuidarla

Pero con cierto cuidado

Porque si se entera el marido

Nos llamarán señor difunto.

El amor con hambre es falsa primavera

Solo suelta aroma bonito de flores

Pero si en la cuenta no hay casi dinero

Pronto se seca lo que queda de sentimiento.

Las calaveritas son para un sentir popular

Hay que saber hacerlas primero

Porque si no hacen reír al pueblo

Al rincón de la basura van a dar.

En el arte de los versos hay que ser ingeniosos

Bien sea para hacer calaveras o escribir poemas

Cuando se trata de enamorar mujer ajena suele ser doloroso

Si al poeta enamorado lo descubre el iracundo esposo.

Ya todos estamos felices

Disfrutamos de la vida en paz

Conocemos la familia, del amor sus mieles

Y pensamos que nunca va a acabar

De pronto cuando no lo esperas

La calavera se disfraza

Y te toma de la espalda, te sorprende y dice

Ven  que para luego es tarde.

Así que no pierdas el tiempo,

Aprovecha la existencia

No te que quedes en la cama

Brinca a la calle y vuelve a una mujer tu esposa.

Comparte con tus amigas y amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios..