Calaveras literarias del mes de julio

calaverita del mes de julio

Calaveras literarias  del mes de julio ha encontrado que este mes en el calendario primitivo era llamado Quintilis poseía 36 días y fue cambiado por Rómulo a 31 días, luego Numa, lo reduce a 30 días y después se le vuelve a agregar un día más por Julio César situándose hasta hoy en 31; así mismo en honor al mismo emperador que cumplía años el 13 de julio se le designa como Julius de donde deriva julio.

En calaveritas del mes de julio encontramos en la iconografía representativa del mes de julio la figura de un joven de carnes bronceadas por el sol y cabellos coronados de espigas haciendo alusión a las primeras cosechas de trigo recogidas en ese año en esas latitudes.

El cual podía almacenarse en grandes graneros, y en muchos casos los granjeros contribuían o pagaban los impuestos con trigo.

Calaveritas literarias del mes de julio

La calavera literaria del mes de julio se destaca el hecho que este mes marca dos de las estaciones del año dependiendo el hemisferio: Verano e invierno; hecho que incide en la división del año escolar.

Por ejemplo en julio, se hace un receso del año escolar, es decir, vacaciones de verano en el hemisferio norte y vacaciones de invierno en el sur.

Específicamente la tercera y cuarta semana del mes; esto da pie a que la gran mayoría de las Instituciones educativas en el mundo separen el año escolar en dos semestres.

Calavera a la espiga de trigo

Te levantas con toda la ternura y toda la fuerza del mundo
Siempre mirando al sol y con las raíces afincada al suelo
Tu brillantez corona a todas las flores del campo
Eres la reina de los frutos que despiertan

El trigo es fuente de vida ancestral
Alimento para todos, esa es tu filosofía
Todo tiene derecho al sustento que das
Pobres o ricos, blanco o negros

Todos consiguen en ti el milagro
Las injusticias del mundo llegan hasta nuestro México
Muchos niños hambrientos, muchos hombres sin sustento
Mujeres que llevan sus retoños a cuesta

Sin saber que comerán para la cena
Son muchos los mexicanos que sufren los embates
De sentir el vacío de la despensa
Y aunque día a día trabaje

El sudor de su frente no le alcanza
El estómago no sabe de economía
El gruñe sin tomar nada en cuenta
Solo sabe hacer ruido a las horas de día

En que siente que el cuerpo pierde sus fuerzas
Yo te bendigo trigo
Junto al maíz son como dioses
Deberían aprender los políticos
Que todos tenemos derechos al goce

Calaverita literaria a las vacaciones de Julio

Llega el verano y con él las vacaciones
Después de un año de trabajo
Todos merecemos un descanso sin vacilaciones
Algunos van a la playa otros a la montaña

Pero el tiempo de las vacaciones es muy ingrato
Sin darnos cuenta, en un abrir y cerrar de ojos
Llegan rápido los días de volver al trabajo

Comparte con tus amigas y amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios..