Calaveras cortas y chistosas

En esta ocasión les vengo a hablar de calaveritas cortas y chistosas, para que pasar un rato agradable y se las muestres a tus amigos con estas ocurrencias. En calaveras cortas y chistosas seremos breves pero no en hacerte reír, ya que no podrás parar de reír; las calaveras cortas y chistosas se parecen al veneno: Viene en envase pequeño pero es muy poderoso.

Estas calaveritas son cortas pero te harán reír hasta el cansancio ya que están hechas especialmente en la intención de que te diviertas “Olvidar sus penas, ser Feliz”.

Las calaveras cortas y chistosas son composiciones ideales, diseñadas y pulidas como unas joyas preciosas, las cuales buscan romper hielo, indiferencia, olvido, amargura, pero sobre todo acabar con esa enfermedad moderna llamada stress y traducirla o mejor dicho transformarla en salud.

Cuando las calaveras cortas y chistosas te hacen reír te olvidas de todas tus penas y sinsabores, te desprendes de todos los problemas leyendo esta forma literaria tan popular en México y en muchos lugares del mundo, estas calaveritas son fáciles de leer y están hechas con divertidas ocurrencias que te sacaran una sonrisa y te pondrán a pensar en esos personajes populares que hacen nuestra sociedad tan particular e interesante.

Te has olvidado de sonreír, solo piensas en trabajar, eso quizás no es malo, pero es necesario sonreír para mejorar tu salud, tu actitud ante los demás, que es la mejor herramienta que dispones para enfrentarte a tu mundo. Refúgiate en Calaveras cortas y chistosas y tendrás la excusa perfecta para sonreír, olvidándote de tus males y siendo verdaderamente feliz.

Ven a disfrutar de calaveras cortas y chistosas, si te gustaron o tienen algún comentario lo puedes dejar al final del artículo y te invito a seguir leyendo la página web donde encontraras lecturas amenas.

 Algunas calaveras cortas y chistosas

Carmen Julia es una mujer menuda y alegre

es la más popular del Barrio Guadalupe

le debía dinero a mucha gente, a medio México

y cuando alguien le prestaba todos sabían que era derroche.

La risa de Claudia

Esta mujer tiene una risa que se escucha a kilómetros

a lo lejos se escucha su estridente sonido que se mete bajo la piel

ese jajajaja puede llegar a matar cuando se encuentra a unos metros

ríe como hiena loca y desbocada Julia Morena la barrendera cuidad Juarez.

El hombre que habla sin parar

Había una vez un hombre que hablaba hasta por los codos, sin parar

era una rocola viva que no para de hablar de comentar e inventar historias

mentiroso y bromista va entreteniendo a todos con los alocadas ocurrencias

algunos lo contrataban para que en los velorios mantuviera a las personas despiertas.

Juan el dormilón

Juan pereza le llamaban, se la pasaba todo el día sentado o dormido

cuando uno conversaba con él se le podía ver los parpados

queriendo cerrarse, este hombre estaba cansado de estar cansado

el dia que Juan se muera, no van a saber distinguir si esta dormido o muerto.

Calificación

Comparte con tus amigas y amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on email

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios..