Calavera a la comida típica mexicana

La comida mexicana es una las más famosas del mundo debido a la variedad y calidad de sus sabores. En ella se combinan los saberes ancestrales de nuestro indígenas con los aporte de África y Europa que dan como resultados exquisitos platos que son deseados por muchas personas.

Comerse una enchiladas, un mole o un elote son experiencias gastronómicas que siempre resultan satisfactoria. Muchos de los turistas que llegan al país lo hacen atraídos no sólo por la belleza de nuestros paisajes sino también por la fama que tiene nuestra gastronomía.

Según una leyenda muy famosa en los países latinoamericanos sobre el origen del hombre  se cuenta que después de varios intentos fallidos los dioses de la creación decidieron hacernos de maíz.

Al respecto la novela de Miguel Ángel Asturias, Hombres de Maíz, ha llevado a niveles inusitados esta hermosa leyenda sobre la importancia el maíz en nuestro origen. No es casualidad entonces que este sea uno de los ingredientes centrales de la comida mexicana

¿Por qué una calaverita a la comida?

Por esta razón es que escribirle una calavera a la comida típica mexicana debe incluir como uno de sus principales elementos el maíz. Una calavera literaria de este tipo es como un canto al maíz.

El chile tampoco puede faltar en una calavera pues el picante que le pone este ingrediente es indispensable en nuestros sabores. Tampoco pueden faltar los guacamoles, los tamales y las quesadillas en estas calaveras.

Calaverita para tacos mexicanos

Antes que nos de hambre con solo mencionar estos platos que nos hacer agua la boca vamos a apurarnos a mostrar algunas calaveras que le hemos escrito a la gastronomía mexicanas. Que tengan muy buen provecho y les quede llena la barriga.

Calavera literaria al maíz

El maíz se confunde en la línea difusa del mito y la historia
El maíz no es sólo divino por su sabor sino también por su origen
Según cuentan los entendidos el maíz nos viene de la gloria
Nos fue dado directamente por los dioses, eso es lo que los antepasados dicen
Otros afirman que estamos hechos todos de maíz
Que luego de intentar con el barro y la madera
Fue el maíz que la mejor opción para el ardid
Desde entonces el hombre comenzó una era
De esas historias y leyendas no tenemos prueba
Pero el maíz no puede faltar en nuestra cocina
Esto se le puede preguntar a toda cocinera
Ante la comida hecha con maíz cualquiera se inclina

Calavera al mole

Todo se lo debemos a San Pascual bailón
Es santo de los cocineros como se le conoce
Pues gracias a que un día se dio un tropezón
De un incidente se creó el mole
Cuentas que este santo un día estaba teniendo algunas prisas
Por la visita de un importante sacerdote
Y por andar dando carreras tiró chiles y otras especias
En la olla donde reposaban los guajolotes
Este ha sido el tropezón más sabroso
Todavía no sabemos cómo le quedó el dedo al santo
Pero ahora el dedo importa poco
Lo importante es tenemos un plato que sabe tanto

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios..

Item added to cart.
0 items - $ 0.00